Desde mi Blog

Amar a un hijo

Amar a un hijo es abrazarlo, besarlo, consolarlo.
Amar a un hijo es estar atento a sus necesidades de sueño, aseo y alimentación.
Amar a un hijo es enseñarlo a valerse por si mismo a medida que va creciendo.
Amar a un hijos es hablar con la maestra y prestar atención a sus reportes, aunque en ocasiones duelan.
Amar a un hijo es enseñarlo a ser justo y no vengativo.
Amar a un hijo es llevarlo al médico y permitir que le pongan una inyección.
Amar a un hijo es también decirle que no. Que no puede tener siempre lo que desea ni pasar por encima de los demás.
Amar a un hijo es prestar atención a lo que mira en la televisión.
Amar a un hijo es alejarlo de la tecnología hasta que tenga edad para hacer un uso responsable de ella.
Amar a un hijo es ofrecer espacios de juego al aire libre con otros niños.
Amar a un hijo es conocer a sus amigos.
Amar a un hijo es corregir su conducta inadecuada en lugar de justificarla.
Amar a un hijo implica ponerlo de nuevo en el carril si se ha descarrilado.
Amar a un hijo es buscar ayuda cuando hace falta.
Amar a un hijo es mostrarle el valor del hacer en lugar de hacer énfasis en lo que se tiene.
Amar a un hijo es evitar comprarle todo aquello que puedes pagar.
Amar a un hijo es enseñarle a ganarse las cosas con su trabajo.
Amar a un hijo es un trabajo complejo, agotador, agobiante.
Amar a un hijo es una labor para gente comprometida y valiente.
Amar a un hijo es el amor que más vale la pena en la vida.
Amar a un hijo requiere de tu sensatez y no de tu locura.